domingo, abril 10, 2005

Mis exequias

Con todo esto de los maratónicos funerales del Potato, y como hombre previsor que soy (espero morirme como a los 87 años), quiero dejar bien claro desde ahorita cómo quiero que sean mis funerales y actividades relacionadas, las cuales deberán ser cumplidas al pie de la letra, so pena de excomunión (así que ustedes saben si me desobedecen):

1) Por favor, que nadie llore, o si les resulta inevitable, sean discretos. Ya bastante triste es que se muera alguien como yo, como para echarle a perder el día a los demás llorando ante lo inevitable.

2) Incineren mi cadáver y esparzan las cenizas sobre la bahía de Acapulco.

3) Antes de hacerlo, en presencia de mis cenizas, quiero que pongan a todo volumen las siguientes canciones: "You can't always get what you want" de los Rolling Stones, y "The seeker", de los Who.

4) Luego, mientras mis cenizas sean esparcidas sobre el mar, quiero que todos bailen encuerados y desaforadamente "El gato loco", de los Hooligans.

5) Una vez hecho todo lo anterior, pónganse una megapeda de tres días en mi honor esuchando pura música de los Beatles, los Doors y, sobre todo, Kiss.

6) Recuérdenme de vez en cuando con cariño, porque el verdadero infierno es haber vivido y que nadie lo recuerde a uno después de muerto.

He dicho.

PD: Ah, se me olvidaba: en caso de que me pase algo parecido a la chica Schiavo, no me vayan a hacer la misma chingadera.

Desconéctenme sin ningún remordimiento y no la hagan de tos, diga lo que diga la ley, la constitución, el obispo, el cardenal, el gobernador, el presidente o la rechingada madre de cualquiera de éstos. Tienen mi autorización desde ahorita.

1 Comments:

Blogger Héctor Anselmo said...

Listo, he tomado nota en un pegote y lo he metido en una botela vacía de cerveza en el congelador para ser sacado cuando este momento llegue...

9:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home