sábado, enero 01, 2005

A los poetas y los cientificos hermanos, abrazos de un nuevo ciclo

por Mario Jaime

La luz no envejece
Cada fotón tiene la misma edad desde el Big Bang
La muerte sola, existe para nuestros genes cansados
Algunos focos imitan estrellas
Se complacen en tildar motetes de esperanzas vanas
Y todo se mueve alrededor de una constante
El amor que absorbe y enloquece
Esperando un apagón de hielo, fuego y humo sangre
Bebamos una copa de amargura y paz, descansemos sobre muones, electrones y poesía
Saludemos al viejo cosmos impoluto
Y andemos al orgasmo de los tiempos
Juntos, en el devenir de las palabras y la música
Que conforma quarks y nos hace hermosos
Ante nuestras dudas